July 7, 2017
You can use WP menu builder to build menus

¿Es un juguete o un medio de transporte? Se diría que son ambas cosas. Si hacemos caso de lo que dicen todos los usuarios que utilizan éste medio de transporte. Van descubriendo lugares dónde pueden correr sin molestar a nadie. Con el patinete arriba y abajo no tienen que sufrir el esquivar coches o personas. Mientras tanto, las madres toman un refresco a la sombra.

“Ya no tenemos que vigilar mucho, ahora que son mayores -explican-. Porque tienen mucho dominio del patinete, y casi no se caen. Antes, cuando eran más pequeños, sí que teníamos que estar más encima de nuestros hijos. Pero ahora incluso se han inventado juegos como el fútbol-patinete”.

El resto de días también los niños suelen coger el patinete. “Mis hijos me piden el patinete cuando tenemos que ir a alguna parte y les da pereza caminar.  A mí también me va bien que lo cojan, porque así hacemos que la cosa vaya más rápida”.

El patinete para jugar

En “las pistas”, que es como llaman al lugar de encuentro, se juntan niños de 3 hasta 8 años. A medida que han ido creciendo también lo ha hecho el patinete. Para correr o ir de un lado al otro. De pequeños, todos iban con la bicicleta sin pedales. A partir de los tres años desde sus inicios ya empezaron a aparecer los primeros patinetes, de tres ruedas. Y cuando los niños mayores hicieron los cinco, los reyes magos trajeron los patinetes de dos ruedas y freno.

Ahora, las pistas dónde se patina son como el catálogo de una tienda de deportes. Los hay de todas las marcas y modelos. Muchos también tienen bicicleta, pero no la suelen llevar. “En el maletero no nos cabe, y aquí en las pistas, les gusta más el patinete. La bicicleta la cogemos si tenemos que ir a dar una vuelta con los de casa, o a veces para ir de compras, pero no la tenemos tanto a mano como el patinete, que es práctico, porque se dobla y ocupa poco espacio.

A ellos les gusta mucho, porque les permite ir rápido. Al mismo tiempo que se sienten seguros con él” comentan la mayoría de las madres. “Sí, siempre debemos llevarlo en el maletero, puede que algún día no lo quieran, pero si aparece alguien con el patinete y ellos no lo tienen, no tardan ni cinco segundos en pedirnos las llaves del coche para ir a buscar el suyo, es como una especie de contagio.

El patinete evoluciona

Esta fiebre por el patinete no es una moda reciente, los niños del siglo pasado ya jugaban con el. Este juguete lo localizamos a principios del siglo XX, antes las cosas iban más despacio, desaparecían, volvían aparecer… el patinete formaba parte del grupo de juguetes que los niños usaban para jugar al aire libre: aros, bolos, triciclos… por eso el patinete es muy representativo, como objeto de juego que todas las familias podían tener, ya fueran acomodadas o más humildes. Incluso tenemos algún patinete que se lo construyó el mismo niño.

Estos primeros patinetes, que en las fotos parecen pesados porque estaban hechos de madera, en realidad no lo eran tanto, tenían que poder soportar el peso de un niño pero también tenían que ser lo suficientemente ligeros para que lo pudiera usar sin mucho esfuerzo. Los espacios no estaban acondicionados como hoy en día, los niños jugaban en la calle y, cuando pasaba un coche, se detenían para dejarlo pasar, lo que sí marcó una pequeña revolución fue que se permitía doblar el manillar, fue un ingenio muy sencillo de principios del siglo pasado pero supuso un avance fantástico.

¿Y por qué hay tantos retratos antiguos de niños o niñas encima de un patinete? El director del Museo del Juguete cuenta que era un truco del fotógrafo: “Los retratistas necesitaban que el niño estuviera muy quieto para conseguir que la foto saliera bien, porque no tenían la tecnología fotográfica actual. Por eso les daban un aro, un caballo de cartón o un patinete, el niño o la niña se tenían que sujetar, y de esta manera se quedaban en una postura inmóvil, la posición tradicional de los niños retratados con el patinete es con un pie encima de la superficie de madera, el otro en el suelo y las manos apoyadas sobre el manillar”.

patinete antiguo

Pros y contras

La segunda gran revolución del patinete tuvo lugar en los años 80, en aquella época se vivió un auténtico boom. Entonces ya fabricaban los modelos actuales, de aluminio, muy ligeros, estaban de moda, incluso los regalaban en los bancos.
Los niños acogieron aquella moda reavivada con pasión, y en 2001, se alertaba que “el fenómeno del patinete” podía dar lugar a lesiones. Como fracturas en brazos y piernas o rotura de dientes por las “caídas de morros”. En ese momento recomendaba que el patinete no se usa antes de los 8 años.

Hoy día, este juguete sigue despertando locura entre los niños y niñas, pero mucha gente se muestra convencida de que las cosas han cambiado. Ahora ya no es igual que anteriormente, han cambiado los patinetes, los padres y hasta los niños. Da la impresión de que los niños han madurado y utilizan el patinete de manera más racional. También es más habitual que se pongan las protecciones, antes había muchas lesiones de codo, y ahora no hay tantas. Se considera que a los seis años ya es una edad correcta para ir en patinete.

En cuanto a los beneficios del patinete, el médico informa que favorece la motricidad, y esta es una condición para la actividad física y mental. Para el desarrollo armónico del cuerpo y la mejora del sistema cardiorrespiratorio, muscular y metabólico. Una actividad corta, diaria e intensa es mejor que una actividad ocasional y prolongada, cuando se suelen producir el mayor número de accidentes. De todos modos, cualquier actividad física es buena si con ello restamos horas de televisión o videojuegos. Jugar con una pelota, aprender a montar en patinete o pedalear con la bicicleta son, en definitiva, actividades deportivas, y los padres debemos insistir mucho en ello.

Un éxito de ventas

El patinete está viviendo un momento de éxito, el de tres ruedas ha sido un éxito de ventas, y todavía lo es. Se considera que es un producto bastante redondo, porque permite mucha estabilidad al niño, la base para los pies es un poco más ancha y tiene una estética muy chula, los hay que llevan una rueda de repuesto e incluso una caja de herramientas.

También puedes Comprar Patinetes Razor

Javier

No Comments